Cities of translators Agradecimientos
de es

Agradecimientos

Este proyecto no habría sido posible sin el enérgico apoyo de muchas personas en ambos lados del Atlántico.

Me gustaría dar las gracias a todas y todos que han contribuido con ensayos y entrevistas: Jaime Arrambide, Bárbara Belloc, Mario Cámara, Jorge Fondebrider, Florencia Garramuño, Carla Imbrogno, Odile Kennel; las y los traductores que nos guiaron por Buenos Aires en texto e imágenes: Alejandro Crotto, Ariel Dilon, Anna Kazumi Stahl y Tamara Tenenbaum; y las y los traductores que participaron en las conversaciones a pesar de las difíciles condiciones de la pandemia: Bárbara Belloc, Mario Cámara, Alejandro Crotto, Jorge Fondebrider, Florencia Garramuño, Carla Imbrogno, Tamara Kamenszain, Léonce Lupette y Ariel Magnus. Sobre todo, quiero agradecer a las moderadoras de estas charlas: Erna Pfeiffer, Martina Fernández Polcuch y Eleonora González Capria.

Me gustaría agradecer especialmente a Guadalupe Gaona las maravillosas fotografías de las y los traductores en su entorno de trabajo, así como la producción de los vídeos, gracias también a su equipo: Ignacio Masllorens por la codirección, cámara y montaje, Ramiro González por su trabajo como director de fotografía y Sergio Korin por el sonido.

Me gustaría dar las gracias a Christiane Quandt y Léonce W. Lupette por los subtítulos profesionales de los vídeos, y a Micaela van Mylem y Friederike von Criegern por la traducción de algunas de las contribuciones. Sarah Otter y Claudia Zea-Schmidt corregieron algunas de mis traducciones – por eso merecen mis mejores agradecimientos.

También me gustaría agradecer a las y los traductores Márgara Averbach, Inés Garland, Jorge Fondebrider y Maria Negroni por acogernos en casa y facilitarnos información sobre su actual trabajo.

El proyecto también sería impensable sin los numerosos impulsos e consejos de Gabriela Adamo, Miguel Ángel Petrecca, Jorge Locane, Guadalupe Gaona, Carla Imbrogno, Ariel Magnus, Sergio Raimondi, Natalia Laube y muchos otros.

También quiero agradecer el apoyo del Instituto Goethe de Buenos Aires y del Departamento de Literatura del Museo MALBA en Buenos Aires.

Por último, pero no por ello menos importante, me gustaría dar las gracias al fantástico equipo de TOLEDO, especialmente a Aurélie Maurin y Kathrin Bach, por su apoyo profesional en la planificación y la curaduría de la exposición, así como en su publicación en el sitio web.

 

PDF